2019, año del resurgimiento

20
Mar

En los últimos meses, dada la situación país, el éxodo de miembros y lo difícil que se nos ha hecho avanzar en medio de tantas situaciones contrarias, hemos estado preguntándole al Señor cómo sobreponernos a todas estas adversidades; y Dios en su infinita misericordia nos respondió: «Hay un estancamiento, pero ya viene un resurgimiento del ministerio y de la congregación».

Ante la respuesta del Espíritu Santo, la pastora investigó el significado del verbo resurgir: ‘Acción y resultado de resurgir de nuevo, de volver a aparecer. Vuelta de una cosa al estado o circunstancia en que se encontraba antes’. Según las indicaciones del Señor, viene un tiempo de sostenido crecimiento como lo experimentó la congregación hasta hace un par de años atrás; además, Él hará justicia y nos devolverá con creces aquello de lo que hemos sido despojados, porque supimos descansar en su justicia y no tomamos la justicia en nuestras manos.

Dios nos indicó que ya antes del cierre de este mismo año Él comenzaría a actuar en nuestro favor, pero que durante el 2019 veríamos de manera poderosa su accionar. Por eso lo hemos denominado «El año del resurgimiento». Resurgimiento tiene varios sinónimos: reactivación, reaparición, renacimiento, resurrección. Esta declaración del Señor sobre nosotros como pastores es también para toda esta casa, ustedes como miembros de la congregación verán también la justicia del Señor actuar a su favor, Él hará que usted coseche el fruto de su esfuerzo y vea coronado cada anhelo que justamente ha puesto delante de Dios. Todo lo que el enemigo le robó o estancó experimentará el resurgimiento a la manera divina; aquella puerta que Él abre, nadie la puede cerrar; las cosas que le dará, nadie se las podrá quitar jamás. ¡Solo espere en el Señor, Él nos hará resurgir!